Dios caminará con nosotros siempre, también en los momentos más dolorosos y duros, incluso en los momentos de derrota: allí está el Señor. Y esta es nuestra esperanza. ¡Vayamos adelante con esta esperanza! ¡Porque Él está a nuestro lado y camina con nosotros siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *